Menu

Cart

¿QUÉ RELOJ BUSCO?

Generalmente, cuando buscamos un reloj, lo hacemos atendiendo a su diseño y a su coste, pero dejamos olvidadas otras premisas que pueden ser de gran utilidad. En estas líneas les damos unos pequeños consejos para guiarle en su compra.

DISEÑO: Relojes deportivos, de vestir, “casuales”, relojes tipo aviador...etc.

Busque su diseño, el que se adapte al motivo de su compra (para uso diario, para días concretos, para uso deportivo...etc.). Algunos de los relojes de la colección Parnis, están inspirados en los diseños de otras firmas de prestigio ya conocidas por los aficionados, como puedan ser IWC, Rolex, Panerai, Hublot...etc. y son una muy buena opción para aquellas personas que busquen diseño y no puedan acceder a dichas firmas por su elevado coste. Una vez tenga claro el diseño, busque el tamaño que se adapte a sus gustos y el mecanismo concreto, aunque en ocasiones, el diseño va intrínsecamente unido a un tamaño concreto y a un mecanismo específico.

TAMAÑO: En relojería de caballero, podemos hablar de 3 grupos diferenciados:

- Tamaños contenidos (de 36 a 40mm).

- Tamaños “estándar” (de 40 a 43mm).

- Tamaños más potentes (de 43 hasta 55mm).

El tamaño de un reloj no debe ir tanto en relación al tamaño de su muñeca como al propio gusto personal. En definitiva, cuando usted mire su reloj, lo más importante es que no le encuentre desproporcionado. Una mala elección en el tamaño de su reloj, puede significar que poco a poco usted le arrincone en su caja de relojes. Para evitar esto, tenga en cuenta la importancia de una buena elección en el tamaño de su reloj.

MECANISMO: Los relojes de pulsera se dividen en dos grandes grupos:

Mecánicos (de carga manual o automáticos).

Cuarzo (analógicos o digitales).

Si a usted le gusta la relojería clásica o tradicional, su elección es un reloj mecánico. Un reloj mecánico necesita un mantenimiento y cuidados superiores a los de un reloj de cuarzo, pero poseen el encanto y el sabor de la relojería tradicional. Un uso correcto de un reloj mecánico (evitar golpes bruscos, deportes extremos...etc.) y revisiones cada 5 años, son suficientes si no presenta otras anomalías o disfunciones importantes. Puede que periódicamente, usted necesite corregir la marcha de su reloj mecánico (pequeñas desviaciones de tiempo en ganancia o pérdida diaria), pero este procedimiento es simple y no conlleva mayor complicación que un pequeño ajuste.

De manera básica, en relación a la relojería mecánica y de cuarzo, le ofrecemos algunos datos que pueden ser de su interés.

Relojes mecánicos de carga manual: Requieren su atención para ser cargados manualmente (por lo general, se aconseja tomar la costumbre de cargarlos una vez al día, aunque su reserva de marcha, en la mayoría de los casos, ya supera las 48h). Su mecanismo es más básico que el de un reloj automático, y por lo tanto, suelen ser menos propensos a disfunciones y su mantenimiento es más sencillo. Son mecanismos “robustos” y fiables. Los mecanismos de carga manual tradicionales (básicos), derivan del reloj “de bolsillo”, y generalmente disponen el segundero en subesferas situadas a las 6:00h o a las 9:00h. Con el paso del tiempo, en los relojes mecánicos se consiguieron montar todo tipo de complicaciones de las que quizá ahora no es necesario hablar.

Relojes mecánicos de carga automática: Nacieron con la idea de despreocuparse de cargar periódicamente el reloj. Funciona y se carga a través del movimiento natural del brazo. Un reloj automático no es más que la modificación un reloj de carga manual al que se le añade un módulo de carga automática (capitaneado por un rotor que en su giro libre y a través de engranajes, proporciona la carga al reloj). Por regla general, los relojes automáticos también disponen de la posibilidad de carga manual, lo que les confiere una doble autonomía de carga. Al estar compuestos de más piezas, también son más complejos, pero igualmente fiables (aunque quizá, menos “robustos”). Los relojes mecánicos automáticos son la opción más práctica frente a la opción clásica de los mecánicos de carga manual.

Relojes de cuarzo: Los relojes de cuarzo son una opción tan viable como los mecánicos, y existe una gran variedad en este grupo de relojes. Desde los años 60, con la aparición de los primeros relojes de pulsera electrónicos “de cuarzo” (dependientes de una batería), se han desarrollado multitud de variantes, desde simples módulos hasta complicados circuitos electrónicos con sistemas de carga solar, cinética...etc. La calidad y duración de un reloj de cuarzo siempre va a depender del fabricante, de los materiales utilizados y de la complejidad de sus circuitos, pero posiblemente (y más en la actualidad), los relojes de cuarzo se fabriquen con una “obsolescencia programada” que no tiene o no debe tener un reloj mecánico, cuyo mayor desafío para que su durabilidad sea “casi eterna”, es la buena calidad de sus componentes y un mantenimiento correcto (aceitado y revisión de componentes sujetos a desgaste).

El reloj de cuarzo no vino a sustituir a la relojería mecánica, sino a complementarla, pero quizá por un aspecto puramente romántico, nuestro compromiso es mayor con la relojería mecánica. Somos de los que siguen pensando que el “tic-tac” de un reloj mecánico, es insustituible.  

Para cualquier duda o aclaración sobre aspectos técnicos de uno u otro tipo de relojería, pueden preguntarnos a través de nuestro contacto y estaremos encantados de ayudarle.

RELACIÓN CALIDAD/PRECIO: Esta es una constante que nos persigue en nuestras vidas, y a buen seguro que usted lo tendrá muy en cuenta al adquirir su reloj.

Una vez decidido el tipo de reloj que usted busca, el siguiente paso es tener claro “cuanto puede o quiere gastar” en dicho reloj. Si su presupuesto está en un horquilla de entre 45 y 125€, las opciones que Parnis Europe le propone se ajustan a una excelente relación “calidad/precio”. Los relojes que le ofrece Parnis Europe, como sucede con el 80% de los relojes (o partes de relojes) que se fabrican en la actualidad, provienen de manufacturas asiáticas (principalmente chinas). Dentro de la manufactura relojera china, hay factorías que producen relojes de muy baja, baja, media,  alta y muy alta calidad. Los relojes (o partes de estos) hechos en China y de calidad alta/muy alta, son los destinados a firmas europeas, americanas o japonesas de mayor prestigio. Los relojes Parnis, dentro de la relojería china, se sitúan en un segmento de calidad media. Eso sí, tenga la total seguridad de que el precio de los relojes Parnis está por debajo de lo que su baremo de calidad nos indica. La apuesta de Parnis Europe es la de ofrecer más por menos, incluyendo un servicio de garantía post venta que cubra cualquier defecto de fabricación o desajuste mecánico más allá de las tolerancias indicadas en las características técnicas propias de cada reloj.

Queremos ser honestos con nuestros clientes.

Con la prioridad de que usted quede satisfecho con su compra, le ofrecemos el asesoramiento gratuito que pueda necesitar antes de adquirir su reloj, y siempre a través de nuestro contacto en la web.

Si por el contrario usted está dispuesto a invertir una cantidad superior en su compra y no elige Parnis, existen otras opciones en el mercado capaces de acomodarse a su búsqueda. Si esta es su decisión y aunque no esté comprando nuestros productos, igualmente estaremos encantados de orientarle (a través de nuestro contacto), recomendándole otras firmas y los mejores profesionales del sector, siempre con la intención de que usted quede satisfecho en la adquisición de su nuevo reloj.

Desde hace años, a los componentes de Parnis Europe nos mueve la pasión por los relojes, pero nuestra prioridad sigue siendo el asesoramiento y la tranquilidad de nuestros clientes.

Log In or Register

fb iconLog in with Facebook